27/4/2012

Cómo explicar qué es una pupusa a un español


Una compañera periodista me ha preguntado sobre un viejo reportaje que hice sobre restaurantes internacionales en Zaragoza. Comida árabe, portuguesa, hindú y lo que más ilusión me hizo, comida de El Salvador en Zaragoza. Hablar de una pupusería en Zaragoza fue raro. Ya no digo sobre tamales y yuca frita.
Antes de hablar de la pupusería y de su dueña, hubo que explicar qué era una pupusa a los aragoneses.
Dejo el extracto y dejo también el reportaje en PDF y el vínculo a noticia en Heraldo de Aragón. 

Unas tortitas muy curiosas 'EL BUEN SABOR' EL SALVADOR
Las pupusas son unas tortitas de maíz rellenas con queso, alubias o carne de cerdo molida. Se comen con las manos y se les añade un tipo de salsa de tomate y escabeche curtido. Es la comida más típica de El Salvador, el país natal de Celia Ventura. "Cuestan 70 céntimos, podría darlas a un euro, pero las dejo más baratas para que más gente las pruebe. Sé que si lo hacen, volverán a por más", comenta la salvadoreña, que desde pequeña quería tener su propio bar.
Ahora puede presumir de haberlo conseguido, aunque a miles de kilómetros de donde nació. En El Buen Sabor se pueden comer platos combinados como los de cualquier cafetería, pero en la carta también aparecen platillos desconocidos para muchos. "Ofrezco la comida de mi país, pero no podía limitarme a vender solo a los salvadoreños, son muy pocos", bromea. Hace 32 años que vive en España, pero solo hace tres que dejó su trabajo en Barcelona para abrir su restaurante en Zaragoza. "Mis hermanas llevan menos tiempo aquí y ellas me enseñaron a preparar las pupusas", cuenta Celia.
En su menú también tiene tamales -preparados a base de masa hervida y pollo-, yuca frita y torta de queso, "que no es para nada como la de aquí". Según Celia, aparte de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, no hay ningún otro sitio en España para comer sus platos.

19/9/2011

Ejemplos de redacción digital y escritura no lineal

Hace ya mucho tiempo, en 2010, escribí sobre el futuro de los ebook (el enriquecimiento de los libros) y las redes sociales (las de objetos). Ambos conceptos, en realidad, son el futuro de la redacción digital. En España, y en 2011, siguen siendo eso, un un futuro lejano, pero la aplicación de estas técnicas de enriquecimiento y escritura no lineal deberán comenzarlas a utilizar todos los periodistas que quieran trabajar en online. He recopilado algunos ejemplos de este tipo de redacción. Son pocos, pero con el tiempo quiero ir agregando más (cuando los recuerde). 

- Suplemento estáticos: Virgen del Pilar

- Especial informativo, con información variable: Tranvía de Zaragoza


- Especial de un evento, con información actualizada a cada momento: GP de Aragón 2011

- Noticias de apoyo para vincular con un tema mayor: 

    - Terremoto de japón - Último terremoto en Aragón



8/9/2011

La selecta de la Pirraya, sin apoyos pero una de las cuatro mejores del mundo

"Cuando estamos así, en los grandes hoteles y estamos comiendo una buena comida, inmediatamente se me vienen mis hijos, mi esposa, mi mamá, que cómo no los quisiera tener allí al lado para comer estas cosas que estamos comiendo.. eso nos llena de coraje para jugar los partidos", Roberto Membreño. En resumen, la vida de todos los jugadores de la selecta de playa, una de las cuatro mejores de todo el mundo. La de El Salvador. Periodismo de ESPN.


25/1/2011

Para ti, por supuesto

Unas cuantas personas me han animado a escribir y como últimamente tengo poco tiempo para investigar un tema, decidí hace un micropost, un poco más largo que un tuit. Escribía hoy en Quora*, la última moda en las redes sociales, y pregunté si alguien podía decirme cuál es el secreto para acabar con la violencia en mi país. Una tontería, pero quería sondear el ambiente.

A la hora de darle un topic a mi entrada, algo pasó por mi mente: estaba claro que había que poner 'El Salvador', pero también 'Centroamérica', y también 'Maras', y si ponía eso, también debía agregar 'USA', 'Europa', 'España'....

Hace 10 años, el tema se hubiese quedado más corto, pero en una década se ha convertido en algo global. En una mancha para El Salvador y tristemente en su gran seña de identidad; de las pocas cosas que nos unen a nivel cultural-social, sólo hay que mirar la temática de la gran mayoría de documentales que nos mencionan.

Estoy tras un caso de un compatriota que asesinó a una joven en España, un marero de toda la vida que pagará su mala educación en la cárcel, que destruyó la vida de otra persona porque nunca aprendió otra forma de vivir. Espero poder hablar con él y postear esa historia en el blog, escribir algo más largo que esto para intentar mostrar hasta dónde está llegando esta lacra que no hemos sabido apagar en El Salvador, al país al que le dedico toda esta palabrería. Sólo para ti, y para los que vivís allá. A unos los extraño mucho.


*El que quiera una invitación a la red (y de paso responder mi pregunta), que me avise y le mando una

25/10/2010

Tema viejo: el futuro del periodismo. O la vuelta a lo bueno, o la mentira para todos, o lo que sea.

(esta vez no hay links, no hacen falta. Solo este, el análisis de un contador de buenas historias)

Vídeos, fotos, gráficos animados... Interacción también. Todo eso dicen que es el periodismo del futuro, el digital, el no lineal... Yo digo que eso es una mentira.
Wikileaks es una página normal, no está bien diseñada ni tiene grandes atractivos, pero es periodismo y su interfaz está pensada con sencillez y para ser navegada sin complicaciones.
Se pueden enviar informaciones anónimas, luego verificadas claro; se pueden buscar datos en infinidad de documentos; o se puede navegar en los seleccionados por la organización como los más importantes. Todo sin publicidad, solo donaciones, sin ataduras.
Algo de viejo y algo de nuevo. Y el punto de todo esto: en el futuro los periodistas deben volver a la calle, como se dice. No retuitear los discursos políticos, sino averiguar qué hay detrás. Eso interesó e interesa.
Podrán tomar mejores fotos, hacer la lectura más entretenida, hacer un super informativo o una mega página llena de cosas. Deberá quedar aparte lo más importante: no hay que dar mucho, sino poco pero bueno... Además, como no hay problemas de espacio, habrá que ofrecer el resto a disposición del que lo quiera (y contando una buena historia, real), todo los documentos y datos que se pueda. Hoy eso solo sucede con las cosas que no molestan.
El futuro no serán redacciones muy bien organizadas para que papel, web, diseñadores y programadores convivan. Serán cubículos como hoy, donde habrá menos dependencia, porque habrá más financiadores, no solo los grandes. Vendrá poco dinero de muchos lados.
Confío en la gente, sé que pagarían (no mucho, pero algo) por saber mejor dónde viven y escoger mejor a sus políticos. Por recibir un buen consejo para saber qué película ver o para escoger un libro.
Me imagino periódicos como conglomerados de blogs, mezclados con microbloging y gente que trabaja a veces desde su casa, a veces en la redacción, pero que se mueve, que no se encierra. Quiero pensar que vivirán de la publicidad, pero tendrán tantos anunciantes -de nuevo, que paguen poco-, tantos clientes y tantos lectores que ninguno de ellos les podrá condicionar: ni la multinacional podrá mentir sobre sus ganancias y atropellos; ni los políticos podrán ocultar sus vergonzosas mentiras; ni la gente podrá pedir solo entretenimiento. Y los jefes no se entrometerán, porque nadie les obligará a hacerlo.

2/10/2010

Jon Sistiaga vs Jordi Évole, un show presentado por Joe Arpaio


En una semana, La Sexta y Cuatro han tocado el mismo tema: la famosa ley 1070 de Arizona, la que criminaliza a los inmigrantes.
La cadena verde la analizó en ‘Salvados’ y la roja, en ‘Rec’. Las dos incluyeron una entrevista al polémico Joe Arpaio, el sheriff de Arizona, que viste a sus presos con calzones rosas y los retiene en un campo muy parecido a uno de concentración. “Es como viven los soldados en Irak”, se justificó tanto con Jon Sistiaga como con Jordi Évole, el Follonero. Solo este último se atrevió a preguntarle por temas polémicos, se atrevió a entrar a su despacho con un ilegal y hasta le puso un sombrero de charro al sheriff. Sistiaga estuvo más reservado (a los dos les firmó un autógrafo, solo Jordi lo rechazó), aunque los dos consiguieron entrar a la prisión de latinos. Ambos coincidieron al resaltar el rotulo que dice ‘Vacancy’, para recordarle a los presos que hay espacios libres en el campamento; y dieron el tour custodiados por el mismo oficial -medio negro, por cierto-, aunque solo el Follonero habló (y lo criticó) con ese guardia de tercera. Sistiaga no le preguntó nada a él, pero sí conversó con varios presos.
‘Rec’, además, no solo entrevistó a Arpaio, sino también al alcalde de Phoenix, Phil Gordon, que desde su ventana ve el despacho del sheriff racista. Un dato interesante y solo destacado por Sistiaga, que también se detuvo a mostrar otras perlitas, como el cartel que está fuera del campamento-prisión de Arpaio: escrito en español, pero uno muy malo.

Cartel que se ve antes de entrar a la prisión de Joe Arpaio


Los dos presentadores compararon ese sitio con la prisión de Guantánamo, pero solo ‘Rec’ cruzó a México para conocer el otro lado, grabó la opinión de la gente, descubrió cómo les afecta el miedo en su día a día: los latinos no quieren salir de sus casas ni para ir al súper. Fueron incluso a la casa de Pamela Gorman, una política que se vende con un vídeo de ella disparando una ametralladora. Y también pasaron un día con la ONG Human Border, que pone agua en el desierto para que los inmigrantes no mueran de sed. “Si los veis deshidratados, no podéis ayudarlos, porque romperías la ley. Salvas a uno, pero mueren otros. Por más duro que suene”, le comentó Sistiaga a la activista que le acompañó y le explicó ese duro dilema legal.

Jordi prefirió irse con una asociación de soldados veteranos que se pasan las tardes en el desierto, con sus pistolas, esperando a mexicanos, salvadoreños y hondureños (y de todos lados) que cruzan la frontera. Jordi humilló a esos locos que aún se creen militares.

‘Salvados’ duró poco más de media hora, ‘Rec’, casi 60 minutos. Uno más divertido, el otro más informativo, más profundo quizá… Pero no sé cuántos lo vieron entero. Y en los dos, presentadores con gafas negras y vestidos con polos de marca. Reporteros y cámaras que a los dos días volvieron a casa y olvidaron lo visto. Los dos recorrieron esa frontera con TomTom y con un cuatro por cuatro blindado. Ninguno fue a los países de origen, a conocer por qué la gente huye y no le importa morir. Lo único que demostraron es que, divirtiendo o informando, el share es lo que importa. Ojala me equivoque. 

Joe Arpaio, con sombrero de charro

Programa entero de 'Salvados' y 'Rec'

30/9/2010

Blumen, flores, 鲜花 y lirios

 In English, please.

De pequeño aprendí que las flores nacen, crecen y mueren. Como nosotros, pero más rápido, y algunas con más belleza. Blumen, en alemán, flowers. En chino se escribe 鮮花. Lo que no cambia es el olor, la alegría que casi siempre dan: en un funeral, embellecen el ataúd.

Cuando mi mamá me dio a luz, me contó que lo primero que vio fue un ramo de lirios que mi  papá le había comprado. Pensaba que yo iba a ser su segunda hija. Me iban a llamar Lili, pero tuvieron que llamarme Guillermo, y fui su segundo hijo. Unos años después, gracias a esas mismas flores conocí a Lili, mi primera novia. Guapa, inteligente y amante del cine.

Le gustaban las rosas, los claveles, pétalos blancos, rojos y amarillos. Las flores nos unieron, nos dieron alegría y nos separaron: Lili me dejó el día de San Valentín, porque se enfadó al no recibir ningún regalo mío. Algo que no era cierto, le compré algo, pero el repartidor se equivocó y dejó el arreglo floral en la casa de un vecino. 

Podemos tocarlas, olerlas –una aplicación permite percibir olores a través del ordenador-, verlas y enviarlas con un clic, gracias a la web. Créanme, darle al florista una dirección por escrito es más seguro que dictársela cara a cara o por teléfono. Al menos a mi -y desde lo que pasó con los lirios-, se me eriza la piel cuando veo un formulario web donde indicar un número de casa y un nombre de calle. Hasta una pantalla de ordenador se pueden convertir en algo bonito con las flores, ¿no?


Blumen, flores, 鮮花 and lilies

En español, por favor.

As a child I learned that the flowers are born, grow and die. Like us, but quicker and in a beautiful way. Blumen, in German... Flores, Fiori or 鲜花, as written in Chinese. No matter what language you use to call them, they do not change their smell and they always give us joy: at a funeral, they make the coffin look good.

When my mother gave birth to me, she told me that the first thing she saw were a bunch of lilies that my father bought her. They thought I would be their second daughter and they wanted to call me Lili, but I was their first son and my name is Guillermo, Willy. A few years later (15), thanks to these same flowers, I met my first girlfriend. She had a pretty face, was very smart and love to watch movies. Her name was Lili.

She loved roses, carnations…White, red and yellow petals. Flowers unite us, give us joy, and they also divide us: Lili left me on Valentine’s Day, she was very angry because I didn’t give her any presents. Although I did bought her something, but she never saw it: I send her some flowers, but the dealer pick the wrong address and left the arrangement in her neighbour’s house.

Now we can almost touch and smell them –there’s a gadget that allow us to smell thing trough the computer-, and see and send them with only one click, thanks to the web. Believe me, is better to write the address to the florist, because he can hear it wrong by the phone. Since my little accident with the lilies, I get happy goose bumps when I see a web form where I can enter a house number and a street name. Even a computer screen can be turned into something beautiful with flowers, right?



Hoy, el agua me supo mal

Pedí un café y un vaso de agua, y el camarero me los puso rápido, con hielo los dos. Pero el agua me supo mal. Será de grifo, pensé. Y en casa probé de nuevo, y lo mismo. Como a cal, como a la que tenía Zaragoza hasta hace unos meses, antes de que los grifos se conectasen con Yesa.

No sé qué ha pasado, si fue la huelga o algún otro corte. De lo que estoy seguro es de que hoy el agua no venía del Pirineo y que muchos lo notaron, y que este es un tema que interesa, que debería estar en Heraldo. Pero hoy ya no puedo aconsejarlo: es mi primer día después de 15 meses en ese periódico.